• 912 049 608
Inicio Cuáles son las principales causas de preocupación entre la población europea en Seguridad Alimentaria

Cuáles son las principales causas de preocupación entre la población europea en Seguridad Alimentaria

Cuáles son las principales causas de preocupación entre la población europea en Seguridad Alimentaria

EFSA ha publicado los resultados de un nuevo Eurobarómetro sobre Seguridad Alimentaria, basado en 27.655 entrevistas realizadas a lo largo de los 28 estados de la UE.

NOS PREOCUPAMOS POR...

En líneas generales, la ciudadanía europea, se muestra más preocupada por: los residuos de antibióticos, hormonas o esteroides en la carne (44%), residuos de pesticidas en los alimentos (39%), contaminantes ambientales en pescado, carne o productos lácteos (37%) y aditivos, como los colorantes, conservantes o saborizantes utilizados en alimentos o bebidas (36%).

En el Estado los residuos de pesticidas, son la mayor fuente de preocupación (45%), seguido de los contaminantes medioambientales (42 %).

Por otro lado, es evidente que existe diferencia de criterios entre los Estados miembro a la hora de listar qué les preocupa más en Seguridad Alimentaria. Tanto es así que la EFSA ha creado un mapa interactivo donde se muestran los diferentes ítems por países.

 

A LA HORA DE COMPRAR

 

 

Los factores condicionantes de compra más importantes para los europeos, fueron:

Procedencia (53%), coste (51%), la Seguridad Alimentaria (50%), su sabor (49%), y su contenido nutricional (44%), mientras que factores como la ética o creencias religiosas tienen menor importancia en la elección (19%).

 

A LA HORA DE INFORMARNOS

 

La confianza de los ciudadanos respecto al origen de la información sobre los riesgos alimentarios, es mayor cuando proviene de personal científico (82%) y organizaciones de personas consumidoras (79%), agricultores (69%), autoridades nacionales (60%), instituciones de la UE (58%), las ONG (56 %) y, por último, los periodistas (50%).

Esta confianza es menor cuando proviene de supermercados y restaurantes (43%), industrias alimentarias (36%) y celebridades, bloggers e “Influencers” (19%).

La televisión sigue siendo la principal fuente de información sobre riesgos alimentarios para siete de cada diez la ciudadanía europea. Pero, mientras que las personas más jóvenes recurren principalmente a las redes sociales, después de la televisión (45% de los jóvenes de 15 a 24 años), las personas mayores optan por fuentes tradicionales como los periódicos (46%) y la radio (30%).

Con todo ello, dos tercios de la ciudadanía europea (66%) han cambiado su patrón de consumo después de recibir información sobre la presencia de un riesgo alimentario en un alimento concreto (Para un 33% de ellos el cambio fue permanente mientras que para el otro 33%, sólo fue temporal).